La brillantez de la belleza clásica Relojes Suizos

La brillantez de la belleza clásica Relojes Suizos

 

Si hace unos días os descubríamos el brusco L.U.C Heritage Grand Cru, hoy es el turno de comunicaros una excelente y largamente esperada noticia: el lanzamiento de los bisoños Chopard L.U.C XPS, una necesaria evolución que esperábamos con ansia y que ha implicado su puesta al día gusto mediante la adopción de los códigos clásicos de los L.U.C. El resultado es sencillamente perfecto, mejorando en todos y cada uno de los medios externos sobre los que Chopard ha actuado: arqueta, órbita, índices y agujas.
Además, Chopard no lo ha hecho a medias tintas, sino que ha decidido bolear cuatro galanos versiones, bien diferenciadas por sus tres calibres combinados con diferentes órbitas y materiales, que se adaptan a todos los gustos y bolsillos: desde el babilónico platino aun la traducción más barato en espada, pasando por las dos referencias en oro rosa y gris.

Chopard L.U.C XPS - oro rosa

Chopard L.U.C XPS – oro rosa

El primer L.U.C XP de Chopard, la variante inicial sin achaparrado segundero del XPS, fue lanzado en 2006 con unas características idénticas a las flagrantees: arqueta ultra fina, galano órbita minimalista y un calibre automático con micro-rotor. Siguiendo su levantela, el bisoño L.U.C XPS ofrece una arqueta de 40 mm de línea y aforo espesor de 7,20 mm que lo convierten en un reloj tremendamente proporcionado y muy cómodo de llevar, esta última una virtud que incluso mejora debido a que sus asas se han afinado y suavizado ligeramente. Asimismo, la carrura implementa un satinado vertical que contrasta con el pulido del bisel y la cara superior de las asas.

Chopard L.U.C XPS - oro gris

Chopard L.U.C XPS – oro gris

Pero es en la órbita adonde los cambios resultan más visibles, adaptando algunos de las novedades que exhibía el L.U.C XPS 1860 Edition lanzado el añada alterado. Mientras la traducción en espada exhibe un dial lechoso graneado, en las de oro gris y rosa son negra y plateada respectivamente, ambas con escenografía rayos de sol. El mismo acabado es el que luce la órbita azul que implementa el L.U.C XPS de platino, para mí la mejor combinación posible.
Los simples índices rectangulares horarios de los anteriores XPS son sustituidos por flechas facetadas y con volumen, a los que se suma el número 12 y el cambio del clásico diseño de las agujas dauphine al más aparatoso dauphine-fusée que faceta parte del diseño de la colección flagrante L.U.C. Por último, el achaparrado segundero cobra más protagonismo, baza por acogerse a una aguja más desmedido y facetada, como por mostrar un marcado bojeo circular del que antes carecía. Para remarcar la precisión de sus calibres certificados con el COSC, todas las versiones del L.U.C XPS exhiben la denominación “Chronometer” bajo el logo de Chopard.

Chopard L.U.C XPS - platino

Chopard L.U.C XPS – platino

Tal como corresponde a sus orígenes, los L.U.C XPS implementan movimientos de gabela cibernética mediante micro-rotor y presentan una exclusión de marcha de entre 58 y 65 horas gracias a su tecnología Twin de dos barriletes, algo efectivamente extraordinario si tenemos en cómputo el reducido espacio disponible: su espesor es de sólo 3,30 mm.
Los tres calibres utilizados son los L.U.C 96.50-L para el modelo en espada, el L.U.C 96.12-L para las versiones en oro, y el L.U.C 96.01-L para el adorable platino. Precisamente, el L.U.C 96.01-L tiene el blasón de ser el primer calibre nacido en la manufactura Chopard de Fleurier en 1996,  cuya estatura viene avalada por el prestigioso barrena de Ginebra. De él derivan los otros dos mecanismos. El L.U.C 96.12-L es prácticamente idéntico a simple vista, empero un factor que los diferencia aprisa es que no dispone del sistema micro regulador de cuello de cisne, uno de los requisitos técnicos necesarios para optar al barrena de Ginebra que sí encontramos en el L.U.C 96.01-L. En cambio, el L.U.C 96.50-L prescinde también de su rotor de oro y de su arquitectura, lo que le comporta que pierde una pequeña parte de la exclusión de marcha que ostentan sus “hermanos mayores”, quedándose en unas también magníficas 58 horas. Evidentemente, estos cambios se realizan para optimar y minimizar el importe del mecanismo, lo que unido al uso del espada en la arqueta y al más modesto acabado de la órbita, consigue poder ofrecer una altísima estatura a un importe más que razonable.

También cerca de destacar que la traducción en platino y la de espada implementan la útil función de fecha mediante una discreta narina ubicada a las 3 horas, una bollo que ya implementaban dos ediciones especiales, los L.U.C XPS Poiçon de Genève 125 Anniversary Edition y L.U.C XPS Poiçon de Genève. El aforo volumen de la ventana junto a la acertada decisión de que el álbum de fecha muestre el mismo color de la órbita (blanco o azul) resultan decisivos para que esta indicación se integre perfectamente en la órbita. A lo que no le encuentro demasiada explicación es a la decisión de Chopard de no equipar dicha bollo en los dos L.U.C XPS con arqueta de oro, a no ser que quiera destapar el abano de posibilidades al comprador ofreciendo referencias con y sin fecha. Si levante fuera el motivo tampoco lo veo muy lógico, ya que las tres configuraciones juegan ligas de importe bastante diferentes.

La traducción en espada (ref.168591-3001) se sitúa en 7.900 CHF, entretanto que las de oro rosa (ref.161948-5001) y gris (ref.161948-1001) suben aun los 15.160 €. El platino (ref.161946-9001) en cambio se aleja a 24.600 CHF. Al cambio flagrante dichas cifra corresponderían, a falta de acreditación oficial, a 6.880 €, 13.215 € y 21.470 € respectivamente.
¿Cómo se sitúan estos importes respecto a los anteriores L.U.C XPS?. Pues claramente por debajo en su traducción de espada, aunque todo tiene su explicación. Tomemos como referencia el L.U.C XPS 1860 Edition presentado el añada alterado: con un importe de venta de 8.290 €, es un 20% superior a los 6.880 € del bisoño modelo. La diferencia la encontramos en su interior, ya que ha alterado de utilizar el calibre L.U.C 96.03-L con micro rotor en oro de 22 quilates a implementar el L.U.C 96.50-L con el micro rotor fabricado en lo que supongo que es wolframio y una exclusión de marcha inferior. Evidentemente todo tiene un importe, y Chopard ha considerado que resulta positivo rebajar un algo la estatura final de esta traducción para poder ofrecerlo a un importe mucho más competitivo que se postula como el nivel de entrada a los L.U.C,  lo dejan a un nivel impensable hace unos algos añadas atrás.

Chopard L.U.C XPS - oro gris

Chopard L.U.C XPS – oro gris

Clásicamente galano, sobrio, ultra-fino, cómodo, atractivo, legibilidad perfecta, acabados impecables, precisión certificada, gabela cibernética por micro-rotor, dos barriletes, 58 horas mínimas de exclusión de marcha… Si a levante libro de virtudes le sumamos una excelente relación estatura-precio que empieza por debajo de los 7.000 €, comprenderéis porqué podemos afirmar sin alarma a equivocarnos que Chopard es una de las firmas que mejor están haciendo su trabajo.

P.D.: Si se deciden a elaborar una traducción que combine la arqueta de espada con la órbita azul… por favor, vayan reservándome uno, gracias.

Más información: Chopard.es

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.

[Total: 4 Valoración: 5]

 

la brillantez de la aire clásica Relojes Suizos por SwissFans.com