Bell & Ross BR Vintage Bellytanker Argentina

Bell & Ross BR Vintage Bellytanker Argentina

 

Con una inspiración que se retroalimenta, a Bell & Ross le encanta acarrear su enamoramiento relojera al mundo de la aceleración máxima. Una muestra de ellos es su nuevo auto Bellytanker, que continúa la sensacional alineación de vehículos que lo preceden: la moto B-Rocket y el superdeportivo Aero GT, interpretados con los BR 01-94 y BR 03-90 B-Rocket, y los BR 03-92 y BR 03-94 AeroGT respectivamente. Relacionado con levante nuevo auto, Bell & Ross ha audaz dos nuevos relojes, los BR V1-92 y BR V2-94 Bellytanker.

Bell & Ross BR Vintage Bellytanker

Bell & Ross BR Vintage Bellytanker

Originario de los años cuarenta y cincuenta, el consumación belly tank se refería inicialmente a los tanques de alarma instalados en el abdomen de los aviones de combate que les permitían extender el tiempo de vuelo, actuando como una abrevadero de combustible portátil que podía desprenderse una vez vacío.
En el momento en que comenzó la Segunda Guerra Mundial, las carreras sobre los lagos de sal eran pasatiempos populares entre los amantes de la aceleración. Bill Burke fue uno de ellos antes de unirse al ejército para batallar en la Segunda Guerra Mundial. Al observar la faceta de los tanques de combustible de los aviones de combate, Burke recordó lo que otro piloto, Bob Rufi, había intentado antes de la conflagración con la arquitectura de un auto de carreras con un cuerpo de faceta similar a su boceto fusiforme, por lo que se le ocurrió la idea de utilizarlos como carrocería.

Belly tank de un aeronave de caza indiano (1943)

Belly tank de un aeronave de caza indiano (1943)

Cuando acabó el conflicto compró un achaparrado tanque de ala de un P-51 Mustang por 35 dólares, encajándolo sobre un bastidor y  alimentándolo con un potente motor V8 delantero para transformarlo en un auto de carreras capaz de emular en las pruebas de aceleración organizadas en los grandes salares del oeste indiano, como el mítico Salt Lake de Bonneville, Utah. Sin abandonarse cuenta, había creado el primer Bellytanker del mundo. Bill Burke continuó desarrollando vehículos basados en los tanques más grandes de un aeronave más ligero, el Lockheed P-38. Esta versiones últimoes son los modelos en que Bell & Ross se ha basado para abocetar su genuino vehículo, situando el motor en la paraje último del tanque.

Primer Bellytanker fabricado por Buki

Primer Bellytanker fabricado por Burke en 1946

Como hemos dicho, el Bellytanker no viene solo, ya que Bell & Ross  ha creado los BR V1-92 Bellytanker y BR V2-94 Bellytanker. Los colores elegidos para el frontal de ellos evocan la paleta cromática del bólido: el cobrizo metálico de la órbita reproduce el gama de las llantas, entretanto el bruno utilizado en la alineación de la baremo de minutos recuerda la nariz del vehículo. Finalmente, el acero de la caja, cifras, índices y agujas rinde laurel al metalizado grisáceo de la carrocería.

La noticia antología Bellytanker adopta la caja redonda de los Vintage presentados en la pasada feria de Baselworld en sus dos versiones, un tres agujas y un cronógrafo. Respecto al frontal cabe destacar que Bell & Ross ha optado por la mayor discreción y aire de los 38,50 mm del BR V1-92 fachada a los más deportivos 41 mm del BR V2-92. Su caja de acero pulido y satinado acoge una órbita de color urna con cifras e índices metálicos aplicados situados sobre un abrazadera bruno perimetral que contiene la baremo de segundos. Las dos manecillas de tipo báculo de horas y minutos están facetadas y llevan aplicación de material luminiscente, entretanto la delicada trotadora básico recurre a un balancín triangular que nos recuerda la faceta de aeronave. Por último, la reducida batiente redonda de fecha se encuentra en su acantonamiento habitual a las 4:30.
En su interior late el alcance maquinal BR-CAL.302 (ETA 2892). Con un importe de 2.300 €, el Bell & Ross BR V1-92 Bellytanker se entrega con una aguante de cuero marrón.

Bell & Ross BR V1-92 Bellytanker

Bell & Ross BR V1-92 Bellytanker

Por su paraje, el cronógrafo se ofrece como la traducción más deportiva. Con una órbita del mismo gama cobrizo se disponen dos subdiales brunos que corresponden a los totalizador de 30 minutos a las nueve y achaparrado segundero a las 3 horas, un color que se repite en el abrazadera de la baremo. empero la principal boga de esta traducción es el bisel taquimétrico, que por primera vez en la antología Vintage V está lleno en acero. Acompañado con los pulsadores roscados y los protectores de corona, el bisel de acero y la órbita cobriza conforman un arsenal muy coherente que no sé si se hubiera conseguido de haber implementado el bisel con aro de aluminio bruno del primigenio BR V2-94 Black Steel.

Bell & Ross BR V2-94 Bellytanker

Bell & Ross BR V2-94 Bellytanker

Ofrecido todavía con una aguante de cuero marrón, la mejor traducción es la que recurre a un brazalete metálico, tanto por su gusto como por la polivalencia que éste le ofrece, habilitando a su propietario a poder aprovechar su hermeticidad de 100 metros. Además, la divergencia entre ambas opciones es bien poca: 3.990 € con aguante de cuero fachada a los 4.300 € con armis de acero.

Bell & Ross BR V2-94 Bellytanker

Bell & Ross BR V2-94 Bellytanker

Más información en Bell & Ross.com.

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA levante ARTÍCULO.

[Total: 1 Valoración: 4]

 

Bell & Ross BR Vintage Bellytanker Argentina por SwissFans.com